El nivel se caracteriza por un proceso de adaptación, que constituye una experiencia de socialización para el niño y la niña en el jardín, ya que se realiza su primer contacto con personas diferentes a su núcleo familiar.